Musa

NOTA EXPLICATIVA DE LA ACTUALIZACIÓN DE LAS PRIMAS PARA 2017

Autorizaciones


1. La continuidad de la actividad y la mejora permanente en el servicio prestado son los valores más relevantes en el trabajo diario de la Nueva Mutua Sanitaria y punto de partida en el proceso de actualización de las primas de la entidad, que se efectúa con el más estricto respeto a la vigente regulación sectorial.

2. El artículo 94.1 de la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, prescribe que las tarifas de primas deberán fundamentarse en bases técnicas y en información estadística elaborada de acuerdo con lo dispuesto en dicha ley y sus normas de desarrollo y que deberán ser suficientes, según hipótesis actuariales razonables, para permitir a la entidad aseguradora satisfacer el conjunto de las obligaciones derivadas de los contratos de seguro y, en particular, constituir las provisiones técnicas adecuadas.

3. La situación económica de la empresa, que desde el comienzo del presente ejercicio está en fase de implementación del plan de viabilidad a cinco años reflejado en la Memoria Anual del ejercicio 2015, hace imprescindible la adopción de un conjunto de decisiones y medidas que permitan garantizar a medio y largo plazo la mencionada continuidad de una actividad que durante los primeros ejercicios debió centrarse en la culminación del proceso de transformación del antiguo servicio médico colegial prestado por el ICAM. Será la ejecución rigurosa de las aludidas medidas lo que permitirá, durante 2017, comenzar a revertir la situación de perdidas incurridas desde el comienzo de la actividad en 2014 y promover la necesaria recuperación patrimonial.

4. La actualización de las primas es una de las principales medidas adoptadas, al proponerse un doble objetivo: eliminar el déficit de prima de carácter estructural y que alcanzó el 22% del total, según datos de 2015, y cerrar el proceso de pérdida de cartera entre los asegurados menores de 60 años, en general y, sobre todo, entre los más jóvenes.

5. El sistema histórico de cuotas en función de las situaciones colegiales de los titulares (ejercientes, no ejercientes) y familiares beneficiarios no atendía adecuadamente a criterios actuariales y de gestión de riesgos, además de convertir a la cartera de asegurados en un fácil objetivo de otras empresas aseguradoras.

6. Las nuevas primas, además de ser respetuosas con las exigencias y buenas prácticas actuariales en el actual contexto de actividad intensamente regulada, nos hará dejar atrás paradójicas situaciones propias del anterior Servicio Médico en las que un asegurado, dos generaciones más joven que otro, tuviera una prima mensual próxima al doble de la prima satisfecha por el de mayor edad. Situaciones así no hacían sino mermar la competitividad de la entidad y, en definitiva, poner en riesgo su viabilidad. La actualización propuesta de las primas actuará a favor de las familias con hijos y asegurados más jóvenes al tiempo que pretende reducir, en la medida de lo posible, el impacto sobre los asegurados en situación de mayor fragilidad económica.

7. El nuevo esquema de primas no afecta de manera lineal, ni siquiera con el mismo signo, a todos los asegurados. En primer lugar supone una reducción de primas para 14.427 asegurados, lo que equivale al 44% del colectivo. Las subidas de prima afectan al restante 56% de los asegurados, con cambios que van desde 2 euros/mes hasta los 120 euros/mes de incremento en algunos casos de primas actuales particularmente bajas que, expresados porcentualmente, representan cambios muy relevantes, pero que han tratado de fijarse con prudencia, ponderando siempre la exigencia actuarial, y especialmente mediante el desarrollo y puesta a disposición de los mutualistas de mayor edad para el próximo ejercicio 2017 de una opción de producto específico adecuado a sus necesidades.

Los objetivos

  • Revisar las primas para solventar su insuficiencia reflejada en el informe de actuario independiente emitido en Julio de 2016.
  • Plantear un sistema más justo y competitivo de primas que nos permita crecer y atraer perfiles de menor riesgo asociado.
  • Garantizar la sostenibilidad del servicio y dar garantía de la prestación futura para todos los mutualistas y especialmente de los mayores, incluso con el desarrollo de nuevos productos y servicios opcionales.
  • Mantener la solidaridad mediante la estabilización del riesgo sin incrementar las primas en función del gasto particular.
  • Beneficiar a las familias aseguradas y a las situaciones de mayor necesidad.
  • Beneficiar aquellas situaciones que ayuden a garantizar la continuidad del servicio, en razón a la pertenencia a un grupo de edad y su correspondiente riesgo asociado.

En resumen, la actualización propuesta de las primas abre un proceso de recuperación de la entidad, en un entorno altamente regulado y competitivo, de mejora de los productos y servicios, de flexibilidad de opciones y, ante todo, de clara confianza en el futuro.

En Madrid, a 14 de Noviembre de 2.016